RIESGO DE MALNUTRICIÓN EN PERSONAS MAYORES

Debemos prestar atención a la dieta en personas mayores. Estos pueden aglutinar diversos factores de riesgo que pueden llevar a la malnutrición (que ya sabemos que se relaciona con mayor riesgo de enfermar, pero también con mayor riesgo de complicaciones intrahospitalarias de toda naturaleza en caso de ingreso).

Factores de riesgo

  • Las limitaciones cognitivas y/o socioculturales que les impiden comprender o interpretar los mensajes sobre salud. Es más difícil llegar a poblaciones con exclusión porque el lenguaje no está adaptado. Tampoco se le dedica tiempo a que los ancianos entiendan las explicaciones pertinentes sobre nutrición ni en atención primaria ni en el hospital.
  • Limitaciones económicas para comprar una alta variedad de productos frescos.
  • La soledad o el abandono. No es inhabitual que viudos (más frecuente) o viudas no hayan aprendido a cocinar. Por lo tanto, no son capaces de comer variado y utilizan con frecuencia ultraprocesados y productos precocinados o enlatados.
  • La limitación en la capacidad para usar los fuegos o los utensilios de cocina por alteraciones funcionales como la artrosis o limitación de la movilidad.
  • Una mala masticación. Esto habitualmente limita el consumo de productos ricos en proteínas. Este punto es bastante importante a tener en cuenta a la hora de estudiar una dieta para personas mayores.
  • La disfagia. Los que no pueden deglutir con seguridad se les ofrecen productos o preparaciones culinarias que no están bien equilibradas o son muy poco apetecibles, otros porque residen en centros de mayores donde las políticas de nutrición brillan por su ausencia y comen menús muy poco equilibrados, etc..
Dieta en Personas Mayores

Nutrición en personas mayores

Conclusión

En la nutrición en pesonas mayores, si bien hay que observar los mismos principios que en los jóvenes, hay que prestar especial atención al consumo de vegetales y fuentes adecuadas de proteínas, que se ingieran en cantidad y calidad suficiente. Habrá, además, que solucionar o responder a todas las necesidades especiales (arriba mencionadas) para evitar la malnutrición.